martes, 16 de enero de 2018

Dos por Una

Caballo en su carro

Y luego dicen que los españoles somos raros...

¡El año ha empezado bien! (Aunque el titular de la noticia descoloca un poco, porque parece como que un caballo ande suelto dentro de un carro -agárrate el tamaño del carro- y que además este sea de su propiedad) Al fin ha aparecido el carro de Manolo Escobar que media España andaba buscando (y él mismo) desde 1969, ¡casi 40 años ya! No es de extrañar el precario estado del conjunto. Tras la resolución de este reto nacional, nada ni nadie podrá interponerse para que este año 2018 alcancemos las más altas cotas de bienestar conocidas por el hombre. ¡Al tiempo! 

Y si esto lo analizamos en conjunción con la segunda noticia, en la que se hace referencia a las leyes absurdas que pululan por el mundo, vivimos en la Arcadia Feliz. Eso sí, a nosotros quizá nos falte alguna que otra ley contra la estupidez supina, el ombliguismo, el yo la tengo más grande, el y tú más, el la culpa es del otro, el usted no sabe con quien esta hablando... Pero poco a poco, que tampoco es cosa de alcanzar la perfección en un alarde.

P.D. A propósito, Turkmenistán está aquí:


lunes, 23 de octubre de 2017

Radegast

Estación de Radegast. Lodz. Polonia

Muro y monumento conmemorativo del Holocausto

Estación y convoy

Vagones originales

Vagón original. Detalle

Interior de vagón

Lápidas conmemorativas

En el andén

Locomotora donada por el Estado Alemán

Placa conmemorativa

Fin de una dura visita

La historia de la estación de Radegast data de 1925, cuando se estableció una conexión ferroviaria entre Widzew y Zgierz. Durante la ocupación alemana, la estación se llamó Verladebahnhof Getto-Radegast. Entre enero de 1942 y agosto de 1944, las autoridades alemanas deportaron judíos, sintis y romaníes del gueto de Łódź a los campos de concentración de Kulmhof y Auschwitz; todos los transportes partieron desde la estación de Radegast. 

Un monumento honra a las víctimas del gueto y las deportaciones. En 2005 el monumento se completó gracias a la Fundacja Monumentum Iudaicum Lodzense y donaciones de Polonia y el extranjero. No solo conmemora las deportaciones, sino que también recuerda las condiciones del gueto. Hoy en día, el antiguo edificio de la estación ferroviaria de madera alberga un museo que contiene libros con listas de nombres de los que fueron deportados desde la estación de Radegast a Kulmhof y Auschwitz. 

Un tren original de la Reichsbahn alemana con tres coches, así como parte del antiguo sistema de vías se exhiben al lado del edificio del museo. El monumento en forma de chimenea con la inscripción "No matarás" fue diseñado por Czesław Bielecki. Un "Túnel de los deportados" de 140 metros de largo presenta listas de transporte de los judíos deportados. 

La historia del gueto también se presenta en una exposición. Además, seis lápidas simbólicas con los nombres de los campos de concentración alemanes también conmemoran a las víctimas del Holocausto.


jueves, 7 de septiembre de 2017

Metálico

Candado de la Sinagoga. Kaunas. Lituania

Sventintas Vanduo (Agua Bendita) 
Iglesia del Corpus Christi. Kaunas Lituania

Forja. Lodz. Polonia

Enano guardián. Breslavia. Polonia

Enanos bomberos. Breslavia. Polonia

Libélula colosal. Cracovia. Polonia

Grifo. Cracovia. Polonia

A pedales. Cracovia. Polonia

Balcón sorpresa. ¿Nidos? ¿Luces? ¿Montaje luminoso? Kaunas. Lituania

Símbolo heráldico de Kaunas desde 1.400

Torre del Albergue GlobArt. Cracovia. Polonia

Está claro que cuando los curas lituanos se ponen a bendecir agua lo hacen en cantidad y para que no falte. Seguro que también la calientan un poco antes de ponerla en circulación. Mi primera impresión cuando vi el artilugio fue que se trataba de una tetera o chocolatera para ofrecer un bebedizo calentito a los fieles.

En cuanto a los enanos de Breslavia  (O Wroclaw en polaco) que se cuentan por docenas y "colonizan" la ciudad por todas partes, tienen una curiosa historia. He tomado prestado el post que a continuación reproduzco, porque la cuenta de forma amena y simpática: 

Una de las atracciones turísticas de la hermosa e histórica ciudad de Wroclaw es buscar a los pequeños residentes del casco histórico, que aunque están por todas partes, es difícil encontrarlos, obviamente por su tamaño y porque siempre están ocupados, ya que cada uno tiene un oficio. Eso sí, una vez que hallas el primero, no puedes parar de buscar a estos adorables gnomos.

Los ‘enanos’ o ‘gnomos’ de Wroclaw tienen sus leyendas y su historia real. Una leyenda cuenta que llegaron a Wroclaw para ayudar a sus habitantes a controlar al Diablillo de Odra, que se la pasaba haciendo maldades, al cual obviamente lograron vencer. Otra historia dice que fue en la Baja Silesia, donde apareció el primer enano ‘Papa Enano’ -antes de los humanos-, se estableció ahí y su familia fue creciendo. Con el tiempo tanto gnomos como seres humanos, fueron construyendo la ciudad y vivieron en armonía.

En realidad desde 2001 las autoridades pusieron la primera figura de ‘Papa Enano’ como conmemoración a la ‘Alternativa Naranja’, que fue un movimiento social que nació en 1981 como protesta al régimen comunista. El símbolo del movimiento era un gnomo con un sombrero naranja y una flor.

Con el paso de los años, fueron instalando más gnomos en diferentes puntos de la ciudad, lo que se convirtió en un gran atractivo turístico. De hecho existe una ruta diseñada para que puedas verlos, la cual puede seguirse con la ayuda de un mapa. Lo más gracioso es que cada gnomo tiene su oficio y su historia, como por ejemplo ‘Mr. & Mrs. Dwarf’ que tienen toda una historia de amor que culmina con el casamiento de ambos.

Como puedes imaginarte, después de encontrar el primer gnomo, no puedes parar de buscarlos ya que pueden estar en cualquier esquina, arriba en un poste o hasta en una banca. Lo mejor es conseguir un mapa, porque el casco histórico de Wroclaw es precioso, por lo que es difícil concentrarte entre ver los coloridos edificios, las plazas, los monumentos, las fuentes, toda esa belleza que hay alrededor y además dar con esos pequeñitos, sobre todo si están reparando un cajero automático o “ayudando” en alguna construcción.

Fuente: latrotamundos

miércoles, 21 de junio de 2017

Callejeando

Flores de cristal. Kaunas. Lituania

Labor de ganchillo. Kaunas. Lituania
 
KARTU 💗 KAUNA. Kaunas. Lituania

Antis Restoranas. Kaunas. Lituania

Viendo pasar el tiempo. Lodz. Polonia

Reloj del Ayuntamiento. Breslavia. Polonia

Nido en la Plaza del Mercado. Cracovia. Polonia

Maqueta en el desván.
Claustro de la Basílica de San Francisco de Asís.
Cracovia. Polonia

En el parque con los niños. Cracovia. Polonia

Reloj de la Catedral de Wawel. Cracovia. Polonia

¡Estudiantes unidos de Kaunas! Lituania

Huevo de Pascua. Vilnius. Lituania

Galeón de Ambar. Vilnius. Lituania
"El sol brillará siempre en el corazón de Lituania"
Reloj del Palacio de los Grandes Duques de Lituania. Vilnius

martes, 13 de junio de 2017

Interactuando

Levitando en la Plaza de la Independencia (Nepriklausomybés a.)   
Kaunas (Lituania)

Alameda de la Libertad (Laisves Aleja) Kaunas (Lituania)

La Cigarra y la Hormiga. 1 (Plaza del Ayuntamiento) Kaunas (Lituania)

La Cigarra y la Hormiga. 2 (Plaza del Ayuntamiento) Kaunas (Lituania)

Fuente de los Guardianes de la Plaza (Plaza del Ayuntamiento) 
Kaunas (Lituania)

Con Tres Fabricantes de Lódz 
(Cruce entre las calles Jaracza y Piotrkowska) Lódz (Polonia)

Ayudando al Farolero (Latarnik) (calle Piotrkowska)
Lódz (Polonia)

Con los Enanos frente al Teatro de Marionetas. (Teatr Lalec) Breslavia 
(Polonia)

Con la Bailarina del Mundo en la calle de Casimiro el Grande. 
(Kazimierza Wielkiego) Breslavia (Polonia)

Concierto en el parque junto al Foso que rodea el casco antiguo de Breslavia 
(Polonia)

Un anillo muy pesado. Monumento al Capitán Pilecki. 
Frente al Teatro de la Ópera de Breslavia (Polonia)

En el Art Café Kalambur (Calle Kuznicza
Breslavia (Polonia)

Mercadillo en la calle Odrzánska. Breslavia (Polonia)

Junto al pintor polaco, Jan Matejko, en la Barbacana. Cracovia (Polonia)

De charla con los profesores junto al 
Seminario del Arzobipado de Cracovia (Polonia)

En la tienda de regalitos (Calle Pilies, 30) Vilnius (Lituania)

Ya que vas, te relacionas, aunque con estos, hablas tú solo.