lunes, 23 de julio de 2012

Gente Menuda

Hormiga robusta con pay-pay

Torete inofensivo

Boca abajo

Boca arriba

Tensa espera

3 comentarios:

  1. Cada vez me gustan más tus increíbles miradas.

    ResponderEliminar
  2. Resulta curioso amigo Fernando cómo la simple (y pausada) mirada hacia unas fotos, preciosas por cierto, evoca en el observador múltiples y diferentes emociones dependiendo del momento anímico en el que nos encontremos.

    Me he hecho asiduo a tu blog, como sabes, desde que escribiste un correo en el que nos comunicabas a los parroquianos que retomabas tu actividad en este Margil Dibó Bis: ¡¡aleluya!!.

    Quiero que sepas que me asomo religiosamente todos los días (sí, soy de colegio religioso, lo admito, aunque desde hace años se considera un poco “vintage” decirlo ó “demodé” que diría mi madre, pero a mí eso “me resulta indisoluble” que dice mi hija de 4 años; en cuanto a lo que a mi respecta, yo estoy muy contento con la educación y los valores que me inculcaron - a veces, las menos, a golpe de “chasca”-instrumento didáctico como pocos) en busca de algo que, aun no sabiendo qué es, asiduamente encuentro, y que conste que escribir después de nuestro siempre erudito y publicadísisisimo D. Juan Guillamón (aunque en casa para D. Alfredo, mi padre, es Juanito) me causa cierto “desasosiego”, no vaya a ser que me responda y destine, desde el cariño y sin acritud, toda su potencia escrita contra mi humilde participación en este blog…ja, ja, ja.

    En el caso que nos ocupa, te escribo para felicitarte, por el todo y por la parte.
    Por la parte: por tus reflexiones y por tus fotos, porque comunican, porque llegan, porque invitan a la cavilación, a la meditación introspectiva…
    “gente menuda” o si no, ¿qué somos en realidad sino parte de un todo inmenso, inconmensurable, inabarcable?, porque realmente, fuera de nuestra casa, al común de los mortales, al viandante, al españolito de a pie o al vecino como le gusta llamarlo a D. Emilio Estrella (me confieso públicamente -otra alusión religiosa - y ya van dos): yo de mayor quiero ser como él), no lo sigue nadie, salvo quizá, su propia familia en el mejor de los casos.
    ¿y no es genial el trinomio “boca arriba-boca abajo-tensa espera” como muestra de nuestro devenir actual en el que no encontramos amparo ni protección salvo, con suerte, en nuestro círculo más cercano?

    Por el todo, porque me parece que la idea de compartir tus pensamientos y reflexiones es, como poco, generosa y porque además, me da la gana, Ea!! (como dicen los manchegos -buena gente donde los haya- en una mezcla curiosa para mí a medio camino entre un “amén” y un “a fortiori”)

    Amigo Fernando, ahora que mi vuelta al Rif español, con sus amaziges al completo, se percibe cerca, Insha'Allah, te animo a que sigas con tu personal cuaderno de bitácora plagado de frescura y buenas fotos.

    Un abrazo cofrade,

    Alfredo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfredo, como se nota que eres un amigo.

      Eliminar